19
Dom, Nov
23 New Articles

Ex agentes de la PGR que secuestraron a 15 mujeres son condenados a 140 años de cárcel

Policiacas
Typography

CDMX.- Un juez condenó a 140 años de cárcel a cuatro exagentes de la Procuraduría General de la República (PGR), por el secuestro con fines de extorsión de 15 mujeres extranjeras. El caso ocurrió en un edificio de la Colonia Nápoles en abril del año pasado.

Además pagarán 950 mil pesos de multa. Los cuatro ex agentes fueron declarados culpables del delito de secuestro exprés con fines de extorsión en contra de 15 mujeres extranjeras.

Además de la condena en prisión, el juzgado de juicio oral del Centro de Justicia Penal del Reclusorio Norte impuso el pago de una multa de 949 mil 520 pesos (13 mil días de salario mínimo) a cada uno de los exagentes sentenciados, de acuerdo con la Visitaduría de la Procuraduría General de la República (PGR).

Los exagentes sentenciados son Antonio Javier Rivera Narváez y Misael Rojas Vargas, quienes se desempeñaban como integrantes de la Policía Federal Ministerial al momento de ser detenidos, mientras que los otros dos son Víctor Manuel Carmona Caselín y Manuel Villafuerte Mejía o Víctor Alberto Díaz Flores.

El órgano jurisdiccional los declaró culpables del delito de secuestro exprés con fines de extorsión con agravante, de acuerdo con las imputaciones hechas por la Visitaduría General de la PGR, a través de su Unidad de Investigación y Litigación.

El delito se consideró agravado y con mayor penalidad, al haberse cometido con violencia por un grupo mayor a dos personas y éstas ser o haber pertenecido a una institución de procuración de justicia, de acuerdo con un reporte del diario Reforma.

Los cuatro exagentes de la PGR fueron detenidos el 18 de abril del año pasado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México. Tras su captura, los exfuencionarios fueron acusados por ingresar a un edificio y secuestrar a 15 extranjeras en sus departamentos.

Los exagentes señalaron que el edificio era un sitio donde se ofrecían servicios sexuales y que lo investigaban como parte de una red de prostitución que se anunciaba en internet y justificaron su presencia en el lugar con oficios de comisión, pero la PGR señaló ante el juzgado que esas órdenes de investigación eran parte de una averiguación que ya no estaba abierta.

Notas relacionadas