Un gigante farmacéutico buscará producir 2.000 millones de dosis de su posible vacuna contra el coronavirus

Estilo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Asímismo asegura que de ser posible la producción se entregará la mitad a países en desarrollo, se trata de la vacuna experimental que está desarrollando la farmacéutica AstraZeneca junto con investigadores de la Universidad de Oxford. Este mes comenzará a ser probada en Brasil.

Pequeños frascos etiquetados con la etiqueta "Vacuna COVID-19" y una jeringa médica se ven en esta ilustración realizada el 10 de abril de 2020 (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)
La farmacéutica británica AstraZeneca duplicó su capacidad de fabricación de una posible vacuna contra el coronavirus a 2.000 millones de dosis tras una serie de acuerdos que involucran al multimillonario Bill Gates y que garantizan el suministro temprano a países en vías de desarrollo.

Los acuerdos con el grupo de respuesta a epidemias CEPI y la alianza de vacunas GAVI están respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y tienen como objetivo calmar las preocupaciones que apuntan a que la compañía estaba comprometiendo todos los suministros iniciales de la vacuna al mundo desarrollado.

Todavía no se sabe si las vacunas funcionarán contra el coronavirus, pero docenas de compañías están en la carrera por desarrollar una, y la asociación de AstraZeneca con la Universidad de Oxford es una de las pocas que hasta ahora cuenta con el respaldo del grupo de trabajo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para enfrentar la enfermedad.


a Casa Blanca aseguró el mes pasado 300 millones de las primeras dosis de la potencial vacuna, llamada AZD1222, en un acuerdo que también comprometió más de 1.000 millones de dólares para apoyar pruebas y fabricación. Reino Unido ha reservado otros 100 millones.

Según los acuerdos alcanzados el jueves, la compañía suministrará 300 millones de dosis, a partir de este año, a CEPI y GAVI, apuntando a una distribución justa y equitativa de la vacuna, dijo su presidente ejecutivo Pascal Soriot.

El CEO destacó que AstraZeneca también acordó los términos con Serum Institute of India, el mayor fabricante mundial de vacunas por volumen, para suministrar 1.000 millones de dosis a países de bajos y medianos ingresos.

Brasil comenzará a probar este mes la vacuna experimental que está desarrollando Oxford y AstraZeneca Plc, informaron la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp).

Anvisa

autorizó las pruebas la noche del martes. Unas 2.000 personas participarán en el ensayo, que se realizará con apoyo del Ministerio de Salud de Brasil, dijo la Unifesp. El estudio busca personas altamente expuestas al coronavirus pero que aún no están infectadas.

Los expertos predicen que una vacuna segura y efectiva podría tardar entre 12 y 18 meses en desarrollarse.

La vacuna, anteriormente conocida como ChAdOx1 nCoV-19, fue desarrollada por la Universidad de Oxford y autorizada por AstraZeneca. La inmunidad al nuevo coronavirus es incierta y, por lo tanto, el uso de vacunas no está claro.

“Uno no puede desperdiciar el tiempo preguntándose si va a funcionar. Tenemos que comprometernos. Eso es lo que hacemos en la industria, apostamos por algo. Estamos completamente comprometidos con el programa de vacunación”, dijo Soriot.

Inscríbase a través de nuestro servicio de suscripción gratuita de correo electrónico para recibir notificaciones cuando se disponga de nueva información.